A+ R A-

El charco que la UEFA pudo pero no quiso saltar

El charco que la UEFA pudo pero no quiso saltar - 5.0 out of 5 based on 1 vote
Valoración del Usuario:  / 1
MaloBueno 

La UEFA prioriza, protocolo antes que espectáculo


finalwaterpolo


Aún con el mal sabor de boca de la derrota de nuestras jugadoras en la esperpéntica y lamentable (no por el fútbol desplegado de ambas selecciones, que bastante hicieron las jugadoras en dar lo mejor que llevaban dentro ante el estado del césped) Final del Europeo de ayer en la que quedó demostrado que a la UEFA le interesaba terminar el Torneo fuera como fuese, a riesgo de dañar como dañó el ejercicio normal del partido y lo que era aún más peligroso, jugándose una posible lesión de alguna jugadora que afortunadamente no se produjo.


A las 19:00 hora española comenzaba el partido, desde la televisión nos íbamos percatando del estado del tiempo que amenazaba con ser uno de los protagonistas principales desde el principio, y así fue, un fuerte viento perjudicaba el juego normal del partido, uno de los principales enemigos del futbolista, por otra parte también bastante habitual.

Finalizaba la primera mitad con una fuerte lluvia y todos esperábamos los quince minutos de rigor para dar comienzo al segundo tiempo (las 20:00 sería la hora de comienzo del segundo acto). Nada más lejos de la realidad, una vez que saltaba la noticia del aplazamiento del partido de manera temporal, se habló de unos quince minutos de retraso, veíamos como conectaba la televisión cada cierto tiempo y no dábamos crédito a lo que iba sucediendo, unos operarios intentaban achicar agua en un campo en el que se veía claramente que no era apto para terminar un partido de este calibre, con más de dos horas de espera el partido se reanudó a las 22:00 y pronto pudimos ver como la persistencia de algunos y la permisibilidad de otros terminaron de estropear la final. Puede resumirse esta segunda parte en las palabras que se le pudieron entender a la portera española (“que vergüenza”) tras recibir el segundo gol en un balón que queda muerto por uno de los charcos y beneficia a la delantera francesa. La meta entre lamentaciones propias de unas condiciones así expresaba la incredulidad que todos podíamos tener.


Lamentable la imagen de ayer para mi gusto, ofrecida por toda Europa y por quien se interesó en poder ver la final. Chapuza internacional, la UEFA entró en un charco que pudo pero no quiso saltar. Un Torneo que no son estos cinco partidos de la parte final, un Campeonato el cual se lleva jugando más de un año no es lógico como un organismo como la UEFA deje sepultar de esta manera, me sigo preguntando ¿por qué no se aplazó al día siguiente? ¿tan difícil era? ¿otra competición también de la UEFA hubiera transcurrido igual? ¿Quién lo promovió hasta el punto de hacerse jugar? ¿quién lo consintió?. Muchas preguntas se vienen a la mente, algunas se acabaran contestando, otras por desgracia no. Estaremos atentos a las explicaciones.


No quisiera terminar este artículo sin agradecer a las chicas el esfuerzo, ilusión, cariño y dedicación en todo este tiempo. Nos sentimos realmente orgullosas de ellas, cuando todo pintó tan mal ellas siguieron peleando, cuando nadie daba un duro por ellas, casi consiguieron el milagro que impidió otro charco en la portería francesa. Ellas son enormes y nos hacen sentir muy orgullosos. Recordar chicas, esas lagrimas que cayeron después de la final, se volverán a caer pero de alegría en un futuro no muy lejano. Ahora más que nunca… #SueñoDeCampeonas


Paula G. Rios

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Ads

Términos y Avisos legales